Loading

Archive

Autor: Soy Regidor

17 posts

¿Tienes todo lo que se necesita para ser un buen regidor?

¿Tienes todo lo que se necesita para ser un buen regidor?

Sumarse a la vida política para acceder, eventualmente, a un cargo gubernamental, es una decisión que además de estar relacionada con motivaciones personales, también es consecuencia de un genuino deseo por mejorar las condiciones sociales, culturales o económicas de un municipio. Esto habla de un buen regidor.

Los cargos relacionados con los gobiernos municipales en México, requieren de una formación adecuada para garantizar un buen desempeño. Empatía, vocación de servicio y los conocimientos necesarios, pueden ser las piedras angulares para una buena gestión dentro del Ayuntamiento.

¿Estás listo para cumplir las funciones de un regidor?

No creas que la labor de un regidor es simple. Las personas que desempeñan este trabajo dentro del Cabildo tienen numerosas responsabilidades que atender, así que desde el primer momento tienes que hacerte estas preguntas: ¿posees la habilidad y la perseverancia para hacer el respectivo seguimiento de un proyecto? La política es una profesión que requiere paciencia y tolerancia, ¿las tienes?

Si tu respuesta es afirmativa, entonces puede que vayas por el camino indicado, pero esto es sólo el comienzo de una larga lista de aptitudes que deberás demostrar si accedes a un curul como regidor en el Ayuntamiento de tu municipalidad.

La empatía es crucial en un buen regidor

Tomando en consideración que el regidor es uno de los principales responsables de una correcta mediación entre el gobierno y los ciudadanos, poseer empatía es de gran importancia. Entre los requisitos para optar a este cargo, debes ser oriundo o vecino de la localidad por la que elevarás tu voz y tu voto dentro del Cabildo, así que debes saber a quiénes representas y por qué lo haces.

La política exigirá de ti vocación de servicio y estar en contacto permanente con tu comunidad, para saber a fondo cuáles son las necesidades que requieren sus habitantes y cómo puedes garantizar, desde tus acciones colegiadas en el Ayuntamiento, que el municipio prospere social, cultural y económicamente.

Responsabilidad y compromiso comprobados

Puede que sientas que el trabajo del regidor nunca termina y en parte estás en lo correcto. En la política hay numerosas situaciones que no se resuelven de un día para otro, son procesos relativamente largos que requieren de tu constante supervisión y evaluación.

Es hora de que te preguntes a ti mismo si tienes la constancia para velar por el correcto desarrollo de ciertos proyectos. Una característica que distingue a los políticos que han presentado una buena gestión, es que no desmayan ante las adversidades y su palabra de compromiso para con su país y su gente, se mantiene desde el principio, hasta el fin.

Madurez y liderazgo, una prueba constante para ser buen regidor

Como integrante del Ayuntamiento, tu madurez política se pondrá a prueba a cada instante. Mediar entre las personas y los entes gubernamentales es una labor compleja, que requiere inteligencia, ética y mucha tenacidad.

Para desempeñarte pare ser buen regidor municipal, debes ser propositivo, estar abierto al debate, escuchar y evaluar alternativas, mantener con firmeza tus decisiones y demostrar ante el Cabildo, con hechos comprobados, los alcances de tu buen desempeño. En caso tal de que no hayas sido asertivo en tu gestión, asegúrate de que tienes la entereza para recibir las críticas y aprender de ellas.

Considera tus habilidades para gerenciar

Podríamos decir que hasta ahora hemos enumerado algunas de las habilidades empíricas de un buen regidor municipal, pero más allá de ser conciliador y humilde, el funcionario que ocupe este cargo también debe contar con una buena disposición para recibir constantemente la formación académica necesaria.

Conocer aspectos generales relacionados con la gerencia, la gestión de proyectos sociales y culturales, y tener una noción acertada de cómo administrar con eficacia los recursos económicos de los que dispondremos para garantizar que los objetivos que nos son encomendados se cumplan, son herramientas que nos serán muy útiles en nuestra gestión.

Soy Regidor puede brindarte la formación que necesitas para convertirte en un funcionario capaz y diligente, ya que ofrecemos a nuestros clientes un programa de capacitación completo, en el que podrás apuntarte en cursos o conferencias, para que logres tener la actuación que anhelas dentro del gobierno municipal.

¿Cuáles son las responsabilidades de un regidor?

¿Cuáles son las responsabilidades de un regidor?

El regidor es electo cada tres años. Se elige mediante votación libre y secreta. La elección en la mayoría de los estados de México es por planilla.

Los regidores, electos por mayoría relativa, representan a la planilla ganadora. Los regidores por representación proporcional, pertenecen a partidos políticos diferentes. Se dividen en comisiones para hacerle frente a todas las responsabilidades que conlleva la representación de los intereses de una comunidad ante los entes gubernamentales.

Movidos por su empatía y vocación de servicio, los regidores participan de forma colegiada en los ayuntamientos. Allí estudian y evalúan las necesidades y prioridades de la comunidad, para presentar ante el presidente municipal y el síndico estrategias de acción y resolución de conflictos, al tiempo que vigilan el correcto cumplimiento del Plan Municipal de Desarrollo.

¿Qué necesitas para presentar tu candidatura como regidor?

El perfil de un ciudadano que desea postular su candidatura como regidor, debe ir de la mano con ciertas condiciones, como ser originario o vecino del municipio por el que mediará ante el Ayuntamiento; no tener antecedentes penales y no ejercer ciertos cargos, asociados a cultos religiosos, cuerpos de seguridad del Estado o fuerzas armadas militares.

El cargo de regidor requiere de ciertas aptitudes innatas, además de una correcta formación técnica, pues es imprescindible contar con las competencias para entender a cabalidad qué es lo que se espera de un funcionario municipal en el correcto cumplimiento de sus deberes.

Estas obligaciones se dividen en tres grandes grupos, donde podemos mencionar las funciones generales; las funciones que le competen como responsable de la comisión que integra; y las funciones que le son permitidas cuando se trata de suplir la ausencia justificada de cualquier otro miembro del ayuntamiento, como el presidente municipal.

Funciones generales de un regidor

Una de las primeras responsabilidades de los regidores es la de integrar las comisiones que propone el Presidente en la gestión municipal del Ayuntamiento. Desde allí, es posible que estos funcionarios puedan vigilar y hacer un seguimiento concienzudo de los proyectos, así como de los aspectos administrativos inherentes al mismo.

Los regidores tienen el derecho y la responsabilidad de proponer, de forma colegiada, alternativas, proyectos y estrategias ante el presidente municipal y el síndico, además de postular a otros funcionarios al desempeño en ciertos cargos propios del Ayuntamiento, como Tesorero o Contralor Interno.

La aprobación del Plan de Desarrollo Municipal y el Plan de Desarrollo Urbano son parte de las actividades que se llevan a cabo en las sesiones de Cabildo y, en cuanto a lo que se refiere a las responsabilidades administrativas, los regidores vigilan la recaudación de los ingresos municipales y el correcto uso del presupuesto.

De cara a la comunidad, los regidores municipales fomentan la realización de actividades productivas, educativas, culturales y deportivas, que aportan beneficios y prosperidad a los ciudadanos, además de promover la educación cívica en la población.

El regidor como responsable de sus comisiones

Estos funcionarios tienen entre sus múltiples responsabilidades presentar ante el Ayuntamiento el avance de los proyectos inherentes a las comisiones a las que han sido asignados. En relación a este tema, deben a su vez presentar alternativas y planes de acción en la sesión de Cabildo, para garantizar que la prestación de servicios públicos municipales, se cumpla.

El regidor también debe vigilar los recursos económicos municipales que le son suministrados para el desempeño eficaz de las comisiones, velando por una manipulación de los fondos responsable y pertinente, e informando regularmente al Ayuntamiento de las inversiones.

El regidor como suplente dentro de la sesión de Cabildo

Los regidores tienen la responsabilidad de suplir al presidente municipal o al síndico en caso de una ausencia justificada. Para ello, deben ser previamente designados por el Cabildo.

En conclusión, y evaluando a grandes rasgos las responsabilidades que competen a los regidores, obtendremos como resultado a un profesional que debe tener comprobadas aptitudes de gerencia, compromiso y liderazgo. De faltar alguna de estas virtudes, el fortalecimiento de estas características mediante capacitaciones y actividades formativas, es más que recomendable y necesario.

Estos hombres y mujeres que velan por el bienestar de la comunidad dentro del gobierno municipal, deben ser previsivos, responsables, organizados y consecuentes, para aportar al desempeño del Ayuntamiento el impulso que necesita para alcanzar el éxito y la satisfacción del municipio.

 

 

Perfil de los regidores municipales

Perfil de los regidores municipales

La relación que existe entre los ciudadanos y el gobierno converge en los espacios municipales. Allí se produce una convivencia permanente y preferiblemente estrecha, en la cual es pertinente poner de manifiesto las necesidades sociales. Para que los funcionarios del Ayuntamiento deliberen, atiendan de un modo pertinente la gestión de los gobiernos. Incluyendo a los regidores municipales.

Fortaleza y efectividad, esas son algunas de las competencias que los ciudadanos mexicanos demandan de sus gobiernos municipales y de las personas que están directamente involucradas en el Cabildo.

  • Presidentes municipales.
  • Regidores municipales.
  • Síndicos municipales.

La excelencia como norte

Los funcionarios que hacen vida política en el Ayuntamiento, deben trabajar en miras de una gestión municipal cada vez mejor. El profesionalismo y la calidad humana deben ser valores de cualquier persona que aspire a convertirse en candidato a presidente municipal, regidor o síndico.

Desempeñar cualquiera de estas funciones, requiere capacidades innatas, pero a su vez, el ciudadano interesado en involucrarse en la política para favorecer a sus semejantes, debe desarrollar determinadas capacidades técnicas**, que le servirán para entender y tener una visión integral sobre el correcto desenvolvimiento en el ejercicio de gobernar.

El desempeño de los regidores municipales

Muchas personas acuden cada tres años a los centros de votación para apoyar a determinados partidos políticos y a sus respectivos representantes, pero en algún momento han tenido clara ¿cuál es la labor que realizan estas personas y por qué se merecen ocupar esos cargos públicos?

En lo que concierne a los regidores, podríamos decir que, como su nombre lo indica, fungen como regentes. Estos hombres y mujeres median entre el gobierno y los munícipes, para resolver las inquietudes de los ciudadanos.

De acuerdo a la comisión que integran, hacen una supervisión constante de la evolución del Plan Municipal de Desarrollo, proponen mejoras, priorizan asuntos relacionados con la comunidad que requieren un tratamiento especial y presentan su opinión mediante el voto en las sesiones de Cabildo

Estas autoridades municipales se encargan de tomar decisiones de forma colegiada. Es ideal que los regidores se esfuercen en desempeñar cabalmente sus funciones dentro de la comisión que le sea confiada, pues solo así los problemas municipales contarán con una salida a mediano plazo.

Las aptitudes de un buen regidor

Incursionar en la política requiere al menos un par de dones innatos: la perseverancia y una genuina vocación de servicio. Los regidores, al igual que los presidentes municipales y síndicos, deben tener por encima de sus intereses personales el compromiso con la comunidad a la que representan.

La sensibilidad social le permite a los regidores conocer de cerca los problemas que aquejan a su municipio, manejando en todo momento un discurso empático, conciliador y tolerante, virtudes que van de la mano con una necesaria humildad.

Es importante que los regidores velen por la coherencia, cultiven el respeto que profesan a sus semejantes, ejerciten la tolerancia, así como la capacidad de ser propositivos y audaces en el debate y la discusión de conflictos. Muchos de estos dones, sumados al liderazgo, son también consecuencia de un comprobada madurez política.

No menos importante es el interés de los regidores por capacitarse continuamente. Sólo mediante una constante formación a través de cursos, conferencias y otros espacios de encuentro y enriquecimiento intelectual, un regidor podrá contar con las herramientas para hacer frente a los desafíos cotidianos que le plantea su cargo municipal.

Ayuntamientos mexicanos y su importante gestión

Ayuntamientos mexicanos y su importante gestión

Al analizar la conformación de los poderes políticos en México, emerge la imagen de los gobiernos municipales. Obviamente también los Ayuntamientos. Muchas personas ven en esta organización, una réplica regional de lo que sucede a gran escala, con el gobierno central mexicano.

Los gobiernos municipales dedican su gestión a ser eficaces intermediarios entre los ciudadanos, sus necesidades comunitarias, y los poderes políticos superiores. La elección de un buen Ayuntamiento y sus funcionarios, es esencial, ya que favorece los derechos e intereses de las personas: la seguridad de sus ciudades y una buena convivencia.

El modelo del cabildo actual proviene de la herencia política que dejó en algunas naciones la época de dominación española. Este órgano municipal se encarga, desde entonces, de canalizar asuntos administrativos y judiciales de cada ciudad, e imita la estructura que le fue asignada en España desde la Edad Media.

La constitución del Ayuntamiento, de una ciudad a otra

El Cabildo como representante legal de los derechos y necesidades de los ciudadanos, ha evolucionado desde su fundación hasta ahora. En la actualidad cada gobierno municipal está liderado por un presidente, cuya labor viene acompañada de la actuación de síndicos y regidores.

El número de regidores que se necesitan para integrar los ayuntamientos, es directamente proporcional a la densidad de población de cada municipio, por lo que la cantidad de funcionarios puede variar de un municipio a otro, no así en el caso del presidente y los síndicos

La figura del regidor

La vida cabildaria estaba controlada por la actuación de los regidores. Antiguamente, los regidores eran designados como alférez, defensor de los menores y de los pobres, dependiendo del orden de los votos obtenidos para desempeñarse en el cargo.

En la actualidad, los regidores siguen contando con una considerable importancia en el buen desempeño de los gobiernos municipales, porque son los custodios de los derechos ciudadanos y del buen cumplimiento de la agenda designada al Plan Municipal de Desarrollo.

Regidores de mayoría relativa y de representación proporcional

A pesar de las variaciones que existen de un municipio a otro con respecto a la cantidad de regidores que integran el cabildo, suman la participación más numerosa los regidores de mayoría relativa, los mismos que acompañan en la boleta electoral al candidato a presidente municipal y al candidato a síndico.

A los regidores de representación proporcional se les elige a través de las listas municipales. Los cargos son asignados al obtener los porcentajes de votación. El partido político o la planilla que gana por mayoría relativa, no tiene acceso a las regidurías proporcionales.

La responsabilidad de los regidores municipales

Los regidores deben velar por el cumplimiento de los acuerdos y disposiciones que establece el Ayuntamiento. Asimismo son funcionarios que informan, deliberan, proponen acciones y votan para que todos los asuntos relevantes del municipio se lleven a cabo satisfactoria y eficazmente.

Podríamos decir que la participación del regidor está más próxima a un seguimiento eficaz de los planes municipales de desarrollo, tratar los asuntos referentes a su comisión en las sesiones de Cabildo y proponer en él las acciones más adecuadas para mejorar la gestión del Municipio y los servicios públicos inherentes a él.

Gracias a las múltiples responsabilidades que recaen sobre el regidor, su perfil debe ser el de una persona tenaz, perseverante, que sepa hacer un buen seguimiento de los proyectos, o educarse en este tipo de gestiones, para llevar la propuesta de gobierno municipal a un feliz término.

El trabajo de los Síndicos en los Ayuntamientos

Los síndicos tienen una participación principalmente administrativa, velando por la correcta aplicación del presupuesto de egresos e interviniendo en la formulación de inventarios para cuantificar los bienes municipales. Protegen los intereses municipales y presentan al Ayuntamiento reglamentos o bandos de policía y gobierno.

En suma, todos los integrantes del ayuntamientos trabajan como los mediadores que los ciudadanos mexicanos necesitan para la satisfactoria resolución de sus necesidades y problemas comunitarios.

 

 

Palabra clave objetivo: Ayuntamiento

 

*Hipervincular a un link externo que se refiera a la estructura y funcionamiento del Ayuntamiento.

 

 

Presencia en Internet parte de un buen desempeño político

Presencia en Internet parte de un buen desempeño político

Una buena gestión política comienza aproximándose a las personas. Interesándose por sus necesidades e inquietudes. Pero cuando ya no estás allí para escuchar a aquellos que están dispuestos a apoyarte con su voto. ¿Cómo les garantizas que seguirán manteniendo el contacto?Una buena solución puede ser el internet.

Las plataformas digitales cada día se encuentran más involucradas con la gestión política, porque sólo mediante los medios digitales, las personas pueden obtener más información sobre los futuros candidatos al Ayuntamiento, cuáles son sus proyectos de gobierno, de qué forma esperan favorecer a la comunidad y cómo se relacionan con los ciudadanos.

Tu nombre, tu marca personal

Si quieres subir al escenario político, una de las primeras cosas que debes saber es que te convertirás en una figura pública. Los funcionarios que aspiran a un puesto en el Ayuntamiento, son profesionales al servicio de la comunidad y deben actuar, en todo momento, de cara a la gente y en pro de sus beneficios.

En este sentido, la imagen que proyectes en los canales digitales deberá ser administrada como tu marca personal, mostrando ante el resto de las personas la figura de un individuo con valores y coherencia, que está dispuesto a representar a la comunidad con eficacia y compromiso.

Quizá sientas que tienes la intuición para manejar por ti mismo tu imagen en las plataformas digitales y que cuentas con las competencias para moderar apropiadamente tus redes sociales, ¡pero debes pensarlo dos veces

Cuando se trata de construir tu imagen en Internet, hacer las cosas a la ligera no es aconsejable. Debes depositar esta enorme responsabilidad en las manos de un equipo de personas que sepa proyectar una imagen coherente y sólida de quién eres, cuáles son tus principales motivaciones políticas y cuánto estás dispuesto a comprometerte con los ciudadanos.

Usurpación de identidad, un peligro constante en Internet

Si aún no has dado el primer paso para edificar tu nombre como una marca personal en Internet, será mejor que te des prisa. La usurpación de identidad es uno de los males más comunes con los que hay que luchar cuando somos indiferentes a las plataformas digitales o las gestionamos con imprudencia.

Este inconveniente no sólo afecta a las personalidades, también es un mal que pueden sufrir algunas marcas, especialmente las emergentes. Terceras personas pueden usurpar tu identidad mediante la creación de cuentas falsas en redes sociales, enviando mensajes erróneos a la audiencia y perjudicando tu credibilidad.

Si eres víctima de una situación similar o deseas prevenir un inconveniente semejante, debes considerar la posibilidad de recibir la orientación adecuada para activar, con fuerza y consistencia, tu discurso en las redes sociales, y permitir que personas capacitadas y expertas, administren con acierto tu imagen.

Gánate la credibilidad de las personas

Seguramente haz escuchado una frase muy común que dice: “si no está en Internet, no existe”. Puede parecerte una exageración, pero los nuevos códigos comunicacionales, aunado a la tecnología, han permitido que nuestra primera vía de comunicación con marcas, productos y servicios, sea la web.

Los ciudadanos que muestren interés en ti como político y como persona, querrán obtener más información sobre tu experiencia previa, tu forma de pensar y cómo pretendes enfrentar los desafíos, para aportar cambios y soluciones tangibles y eficaces. El medio más rápido que tienen para satisfacer esas inquietudes, es internet, en tu sitio web o tus redes sociales.

Realizar una búsqueda y descubrir que eres un completo desconocido en el universo 2.0, despertará en algunas personas cierta suspicacia y posiblemente pongan en tela de juicio tu profesionalismo.

Una forma indiscutible de afinar tu credibilidad y dar un espaldarazo a tu coherencia, es designar a personas expertas la gestión de tus canales digitales, para que todas las vías de comunicación que escojas estén alineadas y sean eco de tu mensaje como actor político.

Manejo de crisis reputacional

Atravesar una crisis reputacional es un problema que puede afectar a personalidades, marcas y empresas. Dependiendo de la gravedad del asunto, un problema de esta naturaleza puede solventarse rápidamente, o por el contrario puede exigir de la parte involucrada un costoso replanteamiento de su imagen y de sus objetivos en las redes sociales.

Por desgracia, las personas más vulnerables a las crisis reputacionales, son las que suelen estar involucradas con la política. Estos canales digitales han dado voz a millones de personas, que se expresan algunas veces con prudencia o con suma osadía, incurriendo en molestas agresiones.

Planificar muy bien el mensaje que quieres transmitir a través de las plataformas digitales y cómo deseas hacerlo, forma parte de una saludable disciplina para evitar, en lo posible, las crisis reputacionales. Esta gestión debe estar en manos de las personas indicadas.

Profesionales que puedan asesorarte en el manejo de tus canales de comunicación virtual no sólo harán lo posible por evitar una crisis reputacional, también contarán con las mejores herramientas para hacerle frente al conflicto, si se presenta.

Modera con eficacia los canales de comunicación con los ciudadanos

Una correcta administración de tus redes sociales también es un trabajo que no puedes tomar a la ligera. Miles de personas querrán ponerse en contacto contigo a través de estos medios para conocer de primera mano tus ideas y proyectos de gobierno, pero otros tantos lo harán algunas veces para provocarte o atacarte.

Muchas veces en internet, especialmente Twitter, se convierten en escenarios para acalorados debates, por eso debes saber con exactitud cuándo debes pronunciarte, y cuándo es mejor callar.

En todas las plataformas sociales que desees administrar para proyectar tu imagen política, debes contar con la gestión de un equipo de profesionales con criterio y experiencia, que tengan la capacidad de moderar las interacciones y asesorarte en tus comunicaciones.

Tarjetas de presentación: clave para tu imagen como regidor

Tarjetas de presentación: clave para tu imagen como regidor

Como regidor, debes transmitir credibilidad y originalidad para mostrar siempre la capacidad que tienes para cumplir los requisitos de tu puesto. Recuerda que a partir de la imagen que transmitas, podrás ver el apoyo y acompañamiento de parte de la población.

Esto te llevará a obtener mejores resultados que se traducen en cambios reales que ayudan a la solución de los problemas de la comunidad. Además, te posicionas como alguien honesto y correcto que posteriormente puede aspirar a nuevos proyectos o cargos políticos.

Una de las formas de conseguir esto es a través de las tarjetas de presentación, por ello conoce 4 de las razones por las que representan una de las claves para mejorar tu imagen como regidor.

Las tarjetas de presentación te hacen creíble

Las tarjetas de presentación al poseer tus datos de contacto y una breve información sobre ti, trae como resultado que generes confianza a quienes la toman.

Esto hace que como regidor, puedan conocerte y estar más cerca a ti, lo que genera empatía. Recuerda que al ocupar este cargo, tu tarea central es escuchar las necesidades de la comunidad y luego plantear soluciones, por lo que debes mantener esa conexión con las personas.

Son memorables

Al entregar tarjetas de presentación, de seguro que las personas de la comunidad, querrán ponerse en contacto contigo en cualquier situación que lo requieran.

Para conseguir que tus tarjetas sean efectivas, debes tener en cuenta elementos como el diseño para impactar de tal forma que las personas amen mirar tu tarjeta y así no la tiren a la basura.

Pueden ser muy efectivas

Aunque muchas personas desechan las tarjetas de presentación, es poco probable que las personas quieran deshacerse de la tarjeta de presentación de un regidor, puesto que es muy probable que en un futuro necesiten de los servicios que este ofrece.

Aquí es donde debes enfocarte en mostrar siempre los beneficios de tu profesión y trabajo para establecer una relación y conexión con la población que te ayude a mejorar tu marca personal.

Cuidan tu imagen

Además, las tarjetas de presentación también dan un toque de profesionalismo, lo que muestra a la comunidad que actúas y trabajas como tal.

Independientemente que seas del gobierno y estés para escuchar a las personas, esto demuestra que siempre seguirás los principios de honestidad, organización y trabajo arduo.

Por otra parte, las tarjetas de presentación te ayudarán a crear una buena impresión y esto resulta importante, porque recuerda que en el ámbito de la política debes mostrar los valores que te hacen destacar.

Ahora bien, es importante que mantengas la tarjeta de presentación como una prioridad para tener tu marca personal en buen estado y también ayude a la consecución de tus objetivos como regidor. Además, recuerda que existen otros métodos como las redes sociales y los sitios web para mantener el branding político, pero que junto a las tarjetas de presentación, crean un conjunto perfecto para consolidar tu labor como regidor y posicionarte a nivel municipal.

 

Capacidad Institucional: ¿Qué es y para qué sirve en el municipio?

Capacidad Institucional: ¿Qué es y para qué sirve en el municipio?

La capacidad institucional (CI) se ha vuelto un tema central en los gobiernos, los académicos y las agencias multilaterales de financiamiento. Revisando la literatura actual, no es posible encontrar un consenso general sobre qué es y para qué sirve la CI. Sin embargo, existe un acuerdo común por desarrollarla, sobre todo, en los gobiernos locales.

Entendemos que la capacidad institucional se refiere al potencial que tiene una institución para alcanzar sus metas y objetivos de una manera eficiente, efectiva y transparente. Además de eso la CI sirve para mejorar las actuaciones del gobierno en un futuro y cumplir los propios retos.

¿Por qué es importante en los municipios?

La CI al ser una herramienta posibilitadora de mejores actuaciones del gobierno, debe ser implementada en los ordenes más vulnerables que en el caso mexicano resultan ser los gobiernos locales. Por mencionar algún ejemplo, se observó que al desarrollar la CI en municipios, las costumbres clientelistas del sistema electoral disminuyen, fomentando así la profesionalización de la administración pública.

¿Cómo se desarrolla la CI en los municipios?

Existen distintos proyectos por mejorar la CI en los gobiernos. Sin embargo, las siguientes acciones son las que tiene mayor concordancia:

  • Profesionalizar a los servidores públicos por medio de capacitaciones
  • Integrar a la ciudadanía en la elaboración de los planes estratégicos
  • Mejorar el recaudamiento de los ingresos propios
  • Hacer efectivo el contrapeso del Cabildo para poner límites entre Poder Ejecutivo y Legislativo
  • Crear redes municipales con otros ordenes locales
  • Fomentar la rendición de cuentas

¿Qué se hace en la actualidad? Los esfuerzos federales

En México existe un programa para desarrollar la capacidad institucional de los municipios, se llama Agenda para el Desarrollo Municipal. El programa a partir  de un diagnóstico de gestión brinda asistencia a los gobiernos locales diseñando acciones que alcancen los resultados esperados. El ingreso al programa es voluntario. De los principales beneficios que ofrece son:

  • Focaliza los esfuerzos de mejora del gobierno municipal
  • Evalúa los resultados del municipio utilizando una metodología homogénea
  • Los municipios participantes son reconocidos como propagadores de buenas prácticas de gobierno.

Se resume que la CI ayuda en el proceso de legitimación de las instituciones, fomenta la gobernanza y mejora los procedimientos de la institución. Por ello su desarrollo a nivel local resulta tener un carácter imperante. Los gobiernos locales han tenido que ganarse el estatus de entes administradores. Por lo tanto al no desarrollarse de forma eficiente tienen el riesgo de perderlo.

Los nuevos retos de los Ayuntamientos

Los nuevos retos de los Ayuntamientos

Con la llegada de una nueva etapa política, México vive una serie de transformaciones. Un hecho  importante fue la alternancia partidista que llegó en el año 2000, teniendo repercusiones en todo el sistema político nacional. Los nuevos retos para el país no se hicieron esperar, se produjo un proceso de consolidación democrática en todas las instituciones de gobierno. Ahora el hecho más trascendente es que ha llegado nuevamente una nueva alternancia.

Los municipios, al ser el orden de gobierno con mayor cercanía con la sociedad, debieron ser pioneros en la nueva reingeniería institucional del país, la cual buscaba la consecución del bien común basado en la planeación estratégica y la rendición de cuentas.

Viejos y nuevos retos municipales

De los principales desafíos para los Ayuntamientos, al igual que para el resto del país, sin duda es la corrupción. Si bien, existen varios tipos de corrupción (el IMCO, por ejemplo, menciona 10 tipos de corrupción), generalmente se resumen en dos: la corrupción política y la administrativa.

La primera se entiende como aquellos actos delictivos que funcionarios de alto nivel realizan abusando de su posición política. La corrupción administrativa por su parte, es aquella que se da a nivel de calle, con las interacciones de ciudadanos y servidores públicos. El reto del Ayuntamiento es combatir la corrupción administrativa, debido a que la corrupción política compete a todo el Estado mexicano.

En el Censo Nacional de Gobiernos Municipales y Delegaciones (CNGMD) que realizó el INEGI, arrojó que sólo el 6.8% del total de Administraciones Municipales cuentan con un plan o programa anticorrupción.

El CNGMD también arrojó que la entidad con mayor número de servidores acreditadores de algún curso de capacitación en materia de anticorrupción fue Guanajuato, mientras que el estado de Michoacán quedó en el lugar 20 con solo el 0.9% de servidores acreditados.

Otro de los retos para los Ayuntamientos tiene que ver con las finanzas. La mayoría de los municipios no cuentan con un proyecto de desarrollo sustentable provocando endeudamiento e incapacidad de pago. Además, la poca recaudación que realizan los municipios (sólo el 3% de los ingresos del país son recaudados por gobiernos locales cuando la media de las naciones de la OCDE es del 23%), representa otro problemática a resolver. El problema de las malas finanzas municipales se ve reflejado en la prestación de servicios públicos insuficientes.

Por último, los municipios tienen grandes deficiencias en materia de transparencia. En un estudio publicado por el IMCO se encontró que solo el 16% de los municipios del país publican en sus portales web el estatus de permisos y licencias.

¿Cómo superarlos?

En México se ha implementado la profesionalización de los servidores públicos para sesgar los problemas antes mencionados. Al contar con personal capacitado, se espera que mejore la gestión pública. Por ende, los Ayuntamientos deben apostar a desarrollar las capacidad y competencias de sus funcionarios, para que respondan a los objetivos de gobierno y no a objetivos personales. Además, se debe fomentar la participación ciudadana y la cultura de rendición de cuentas desde los ordenes más próximos a la ciudadanía, los municipios. De igual manera gestionando recursos adicionales es una opción para ampliar el presupuesto.

Carisma y liderazgo: ¿una fórmula mágica?

Carisma y liderazgo: ¿una fórmula mágica?

Un tema clásico dentro de la ciencia política sin duda es el liderazgo. Para hablar sobre liderazgo es necesario retomar a Max Weber y su teoría sobre los tipos de autoridad que existen. Weber afirmaba que son tres los tipos de dominación legítima. El primer tipo de es de carácter racional y tiene su sustento en la legalidad. El segundo tipo de es de carácter tradicional y por último la autoridad sobre el carísma.

El contexto histórico en el que Weber esbozó su teoría, estuvo marcado por una excesiva burocratización de la ciudadanía. Por ello, para Weber el carisma fue el elemento humanizador para transformar y renovar la sociedad, debido a que se entendía la dominación carismática como un proceso de comunicación emotivo.

Pero, ¿a qué le llamamos carisma? El carisma se reconoce en líderes cuando en ellos encontramos estímulos originales que nos hacen identificarnos. Weber afirma que el carisma es una cualidad percibida y construida a través del otro. Es decir, la cualidad carismática no se percibe igual para todos.

El liderazgo carismático es un elemento que ha ganado importancia en los últimos años, ya que en sistemas democráticos, el carisma puede dar o quitar triunfos electorales. Un claro ejemplo sobre la relevancia actual de la dominación carismática del país son las candidaturas independientes, que a partir del 2014, el INE las integró en las elecciones del país; no solo eso, por primera vez un candidato independiente ganó la gubernatura de una entidad federal. Que un candidato haya vencido a toda la maquinaria partidista del país, sin duda es un ejemplo de que el carisma gana elecciones.

Y…. ¿la imagen?

El tema de la imagen ha estado presente en la política desde siempre. En la Edad Media las monarquías crearon la imagen de la realeza; en los regímenes totalitaristas se hizo culto a la personalidad del líder político. En las sociedades democráticas actuales, el carisma se construye a través de la imagen y como muestra de esto esta la propaganda electoral.

La televisión, la internet y la radio (en menor medida) han condicionado la creación del carisma en los políticos debido al efecto de proximidad que generan con el electorado. De esta forma, la vida del político se vuelve cotidiana en la vida de la sociedad, creando el sentimiento de conocer al político. Las redes sociales han contribuido a dicha proximidad; basta con analizar las elecciones pasadas las cuales se convirtieron en una fuente de información para los votantes indecisos.

En la actualidad, no sólo es necesario tener carisma, ahora hay que mostrarle a la gente que se tiene dicha gracia. La fórmula perfecta es entonces carisma, liderazgo y una buena campaña de marketing digital.

Gobierno Electrónico: la nueva realidad de gobierno

Gobierno Electrónico: la nueva realidad de gobierno

Algunos académicos afirman que las sociedades evolucionan cada vez más rápido a entornos más complejos. Ante dicho escenario los gobiernos deben seguir el ritmo de evolución social para no quedar obsoletos y perder su legitimidad. Sin duda, un acontecimiento que cambió a los gobiernos (y al mundo en general) fue la llegada de la internet y consigo las Tecnologías de la Información y Comunicación (las famosas TIC’s). Con las nuevas herramientas tecnológicas se redimensionó el aparato gubernamental y en un esfuerzo por modernizar la administración pública se desarrolló el llamado gobierno electrónico.

¿Qué es el gobierno electrónico?

Según el Banco Mundial, el e-gobierno nace cuando las agencias gubernamentales usan las TIC’s con el fin de transformar y acercar las relaciones entre los ciudadanos y el gobierno. Es decir, el  gobierno electrónico tiene por objetivo alcanzar fines públicos por medios digitales.

El año 2003 fue un año relevante en el desarrollo del gobierno electrónico del país, ya que se creó la Unidad de Gobierno Electrónico y Política de Tecnologías de Información, la cual es encargada de regular, definir, instrumentar y dar seguimiento al desarrollo del e-gobierno. La UGEPTI a su vez, está a cargo de la SFP.

¿Cómo se desarrolla el e-gobierno?

Las estrategias que se han desarrollado en materia de e-gobierno son muy amplias y diversas. Por un lado, existen los esfuerzos más simplistas donde las TIC’s se usan para ofrecer información básica sobre la institución que se está consultando. Así mismo, dentro de estos proyectos existen esfuerzos por volver a estos portales de información más completos, para que la sociedad pueda tener una interacción en tiempo real con funcionarios de la institución, fomentando así la transparencia y la rendición de cuentas.

Así mismo, existen proyectos más ambiciosos en el desarrollo del e-gobierno. Para empezar, existen instituciones que han incluido herramientas de auto servicio en sus páginas web, donde el ciudadano puede realizar trámites completos desde el portal de internet, haciendo más eficientes las tareas burocráticas.

Por último, el gobierno electrónico utiliza como medio de comunicación directa entre políticos y la sociedad. En años recientes hemos visto como presidentes, jueces y políticos en general de todo el mundo han utilizado su cuentas personales de redes sociales para tener contacto directo con la sociedad. Cuando se usan de manera adecuada, las redes sociales aumentan la popularidad de la persona.

Las TIC’s mejoraron la comunicación. Sin duda, la internet y las redes sociales son un nicho novedoso a explotar por la política y por los políticos debido a su practicidad y el acercamiento con la ciudadanía. El gobierno electrónico comienza a redimensionar la relación de Estado y sociedad haciéndola más horizontal ayudando a la consolidación de la democracia.