En el artículo de hoy veremos como fortalecer tu liderazgo político y alcanzar el éxito.

Las personas que formarán parte de tu equipo de consultoría política y te ayudarán a fortalecer tu imagen como candidato, así como el discurso que quieres transmitir a tu comunidad, ¿también serán capaces de propiciar en ti el liderazgo político? La respuesta a esta pregunta, muy probablemente sea NO.

Ni el Marketing Político ni tu Marca Personal definen tu liderazgo. Poseer ese don es una virtud intrínseca que tú, como actual y/o futuro representante de tu comunidad ante el Ayuntamiento, debes tener inicialmente. Y conforme se desarrolla tu candidatura y vas adquiriendo experiencia dentro de los gobiernos municipales, ese perfil de líder crecerá.

Los líderes y su liderazgo emergen de la sociedad

Los líderes en general, no necesariamente los políticos, emergen de un grupo social. Estos personajes son un producto de la comunidad.  Y en consecuencia, se espera que con su gestión, el líder sea capaz de impulsar a su colectivo en la dirección indicada.

Específicamente en el caso del liderazgo político, tu figura como representante de tu municipio ante el Ayuntamiento, emerge como parte de tus motivaciones personales. Pero también es tu comunidad la que te impulsa, y lo hace mediante su apoyo electoral. Tú eres el vocero de ese colectivo y como tal, no deberías decepcionarlo.

¿Qué clase de liderazgo tienes?

Tener claro cuál es tu perfil como líder es muy importante, para que tanto tú como tu equipo de consultores, sepan cuáles son los valores que van a promover en tu campaña. Hay muchas clases de líderes: racionales, carismáticos, e incluso podemos hablar de liderazgo negativo.

Partiendo del hecho de que el líder es, en esencia, un conductor social, lo que lo distingue de otros semejantes es hacia dónde quiere llevar a su colectivo y cuál es el estilo que emplea para cristalizar ese objetivo.

No creas que el liderazgo negativo se define de esta manera porque la persona que lo conduce es incompetente. Una cosa no tiene nada que ver con la otra. Un liderazgo puede considerarse de ese modo de acuerdo a las ideas que promueven las motivaciones de este personaje y el desacierto al aplicarlas. A veces el egoísmo, la avaricia o la corrupción, pueden entorpecer una buena gestión.

Si eres un buen líder, tendrás la capacidad de conducir a tu grupo social a la meta deseada. Trata de buscar tu propia identidad de liderazgo. Aprende a fortalecer los valores que te diferencian y trabaja con ahínco por tus proyectos comunitarios.

No siempre se tiene liderazgo político

Cuando tratamos de definir el perfil de un buen líder en la política, debemos tomar en cuenta cuál es nuestra verdadera esencia y dónde tenemos más y mejor visión. No creas que un consumado líder cultural o intelectual, puede ser, por fuerza, un buen líder político.

En Latinoamérica hay muchos casos de intelectuales de comprobada trayectoria que trataron de medirse en el escenario político. Sin demasiado éxito.

También es cierto lo contrario. Hay algunos casos de personajes que demostraron su liderazgo en otros campos y luego obtuvieron mucha suerte en la política. Todo dependerá de tu esencia y de tu capacidad para transmitir empatía y credibilidad.

Tu misión de liderazgo se transforma

Una vez que alcanzas el objetivo y consigues el ansiado puesto de regidor, tus aptitudes se ponen a prueba más que nunca. Es allí cuando tu perfil de líder debe sobresalir con más fuerza. Demostrando a la comunidad que te apoya tus capacidades, tu carisma y las habilidades con las que cuentan tú y tu equipo.

Llegado este momento, ya no se trata de liderar a un municipio que trata de decidir a dónde va, se trata de construir, día a día y con la pericia óptima, el camino que te llevará a ti y a tu comunidad a esa meta. Atrás quedan las expectativas y ahora todos tus ideales deben ponerse de manifiesto en el hacer; en la práctica.

Debes tener presente un aprendizaje muy importante. Puede que el carisma sea suficiente para ganar elecciones, pero no se basta a sí mismo para un buen gobierno. Cuando inicia tu gestión, muchas cosas se ponen a prueba y debes estar preparado para hacerles frente. Espero que nos leamos pronto. EFP